Conversando con Natalia Berbelagua, la escritora que erotizó Valparaíso

“Valparaíso no creo que sea una ciudad erótica, Chile completo dista mucho de ser un país erótico, las mujeres andamos más bien tapadas en la calle, ocupamos colores oscuros, caminamos rígidas y aplastando la cartera debajo del brazo. “

Conversamos con Natalia, escritora porteña, quien este sábado 31 de Enero presenta una nueva edición de Valporno en Librería Metales Pesados de Cerro Alegre.

¿Cuál fue la principal motivación que tuviste para escribir?

Llegué a escribir primero por la necesidad infantil de tener un espacio mío, íntimo. Siempre me llamaron la atención las actividades solitarias como la lectura, o pensar, me acuerdo que pasaba  tardes enteras en que me acostaba en el suelo a mirar el techo, a imaginarme cosas, vidas distintas. Siempre pensaba en cómo sería si yo no fuera yo, si yo fuera mi mejor amiga, o la señora del negocio, o mi abuelita. Me sentía más cómoda escribiendo que hablando, de niña era súper callada, pero en el papel era distinto, ahí anotaba todo, aparecían mis temores, mis primeros conflictos. Digamos que era un desahogo. Mis primeros cuentos fueron de ciencia ficción pese a que nunca me ha gustado ese género y además por años me causó angustia pensar en el cosmos. Me costó asumir el concepto de lo infinito. Después escribí una pésima novela de amor que le regalé a mi mamá para un cumpleaños, después solo seguí escribiendo el diario de vida, hasta que salté al blog y de ahí a la escritura de cuentos y a la publicación.

Siempre supe que quise ser escritora. Todavía tengo un papel del colegio en tercero básico donde nos preguntaban qué queríamos ser cuando grande, y esa fue mi opción. Lo escribí grande y marqué bastante la letra. A esa edad me imaginaba que los artistas son especies de series míticos, especiales, mi mamá me llevaba a algunas ferias del libro o conciertos y ver a los protagonistas firmando libros o cantando o actuando era lo máximo. Gente hetérea. Yo quería ser eso. Alguien conocido por su trabajo, por su escritura, y en eso estoy.

 ¿Hay algún escritor o escritora o artista que sea de tu influencia?

Mis referentes no solo están en la escritura sino también en otras disciplinas, me influenciaron primero, como a toda adolescente que lee, los textos de las hermanas Brontë, o los poemas de Emily Dickinson, las tragedias de Esquilo y Eurípides, de universitaria me identifiqué con el Infrarrealismo, me gustaba  el surrealismo y el dadaísmo, leí a a los típicos; a Kerouac, a Ginsberg, me gustaban los cuentos de Sherwood Anderson, Flannery O´Connor, pasé por Cortázar, por Clarice Lispector, por la Alejandra Pizarnik, la María Luisa Bombal con quien siento que comparto un imaginario, me gustan los poemas de Maiacovski, los de Cummings, Hilda Hilst, Sylvia Plath, Anne Sexton, también los de Panero y Cecilia Casanova. Mi cuento favorito es El ojo Silva de Bolaño, me encantan las novelas de Rubem Fonseca, el libro “Antología de Spoon River” de E.L. Masters, los cuadros de Vermeer, los collages de Hanna Höch, Max Ernst, las esculturas de María Martins. En fin, demasiadas cosas, podría seguir toda la tarde, el asunto es que creo que todo ese gusto estético termina dentro de una juguera creativa y con una cuota de experiencia personal, se forma un estilo. Mi forma de escribir es la suma de toda esa información pasada por mi filtro, por mi ojo.

¿Es Valparaíso tan erótico o porno como en tus cuentos?

Valparaíso no creo que sea una ciudad erótica, Chile completo dista mucho de ser un país erótico, las mujeres andamos más bien tapadas en la calle, ocupamos colores oscuros, caminamos rígidas y aplastando la cartera debajo del brazo. La mayoría de los hombres no son muy dados a cuidar su imagen, se duchan lo menos que pueden y en general son más bien apáticos. Valporno es una cosa distinta, fue tomar un instante, un cúmulo de imágenes nocturnas y extenderlas por tiempo indefinido. Como si fuera siempre de noche, como si siempre se estuviera de fiesta, la pornografía en realidad va más de la mano de exponer situaciones íntimas más que ampliar el detalle de lo sexual.

 ¿ Has pensado en que tus historias podrían convertirse en una serie, cortometraje o película?

Siempre pienso en mis historias como si fuesen películas o cortos, me imagino todo muy vívidamente, hasta sueño con los personajes y con las situaciones que no puedo resolver tan fácil, eso es sin duda lo más parecido que hay a un formato audiovisual. Saco mucho material de lo que ocurre cuando duermo,

salen metáforas increíbles que creo que arruino al tratar de escribirlas. Me gustaría que eso sucediera, pero más me gustaría tener una buena relación, una especie de compañerismo estético con quien quisiera llevar mis trabajos a ese plano, mi apuesta es estética, yo quiero crear imágenes raras y al mismo tiempo bonitas en la literatura, y eso mismo me gustaría que ocurriera si acabaran siendo otra cosa. El cine es un arte maravilloso, pero imagen y texto deben ir de la mano, el guión es importantísimo, trabajar con verdad, que el argumento sea honesto. Hasta el momento se han dado algunas ideas de hacer algo al respecto, pero creo que aun no conozco a la persona indicada. Me encantaría trabajar con alguien a quien admire intelectual y personalmente y además que lo sienta, un asunto de intuición, que es por hoy a lo que más le hago caso.

¿Quiénes han sido los artistas o escritores que más han apoyado tu cruzada artística?

Parra fue el primero, pero a esta altura me da vergüenza nombrarlo de tanto que me han preguntado. Pero yo creo que la que se la jugó de verdad fue la Pía Barros, que escribió el prólogo del libro y me pescó cuando no me conocía nadie, el Pato Jara también habló muy bien de mi trabajo, Julio Ortega, que dio a leer Valporno en Estados Unidos, y harta gente más en verdad, que ha prestado los libros o los ha recomendado a otra gente, hay amigos del rubro de la música o de las artes visuales que también han apañado harto.

Para saber más de la autora puedes visitar su propio blog y Emergencia Narrativa.

Anuncios

Tira tus espinas!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s