“Sin título que aguante”, la obra de danza contemporánea que estrenó en el Municipal [crónica + entrevistas]

En el contexto del Quinto Encuentro de Coreógrafos, este jueves pasado, 21 de julio se estrenaron las obras dancísticas “Sin título que aguante” de Francisco López y “SENTIDOseis” de Pablo Zamorano en la Sala Arrau del Teatro Municipal de Santiago.

El pasado jueves 21 de Julio se vivió un hecho pocas veces visto en el Teatro Municipal: se estrenaron dos obras de danza contemporánea , que se presentarán hasta hoy, sábado 23 de Julio. “Sin título que aguante” de Francisco López es una de ellas.

Esta obra representa la vida de dos destacadas bailarinas nacionales, Sonia Uribe y Teresa Alcaíno, quienes se reinterpretaron, danzando en este encuentro de coreógrafos, mostrando su profesionalismo en escena en esta obra tragicómica.

Salón lleno, la música a cargo de Orlando Alfaro da inicio a la obra. Francisco López que además actúa y narra, comienza a entramarnos en la historia, comentando sobre los inicios dancísticos y vivenciales de estas dos bailarinas, sus pasos por diversas escuelas bajo las directrices de múltiples directores y coreógrafos.

A la mitad de obra, cada bailarina hace un solo, junto a una breve explicación de recuerdos de sus primeras presentaciones y vivencias en el Municipal. A modo de interludio entre los solos, Francisco y Teresa bailan Lance dance de Donna Sommer, interpretación hecha por Orlando en el piano, junto a su voz y la de Teresa.

El espectáculo culmina con las últimas experiencias de estas dos bailarinas, sus trabajos retornando la democracia, en el baile y en su lucha por agrupar a los bailarines en un gremio, sindicato que ellas impulsan y donde se conocen.

Homenajes y protesta

Francisco López en una breve entrevista que da a elcactus.net, comenta su felicidad por esta obra. Él estaba en Nueva York, cuando le llegó un correo, informando que su obra había quedado seleccionada primer lugar en este Quinto Encuentro de Coreógrafos, financiada por el Consejo Nacional de Danza y la Cultura a presentar en Sala Arrau, Teatro Municipal. “La obra sólo pudo ser presentada gracias a este concurso del Gobierno, puesto que, para presentar en el Municipal, se necesitan un millón y pico de pesos, y esa cantidad no la tengo” comenta.

“Por momentos sentí nervios, de que alguien se levantara y se fuera, ya que hay un contenido político explicito, nombro al gran Víctor Jara, a los detenidos, el gobierno de la UP, al presidente Salvador Allende” Francisco López.

Esta obra es un homenaje a la historia del ballet y la danza nacional, a estas dos mujeres que fueron parte importante de este arte, y que, durante la democracia se centraron en una arista política-artística, pues impulsaron el Sindicato de danza.

Es un homenaje también al pasado intento por el socialismo chileno, y el nuevo significado que le dio a la danza con el ballet popular. Una protesta, criminalización de la dictadura y todo lo que significó. Un grito por los detenidos, torturados y desaparecidos, entre ellos el padre de Teresa.

En la misma entrevista, Sonia Uribe por su parte, comenta que “esta obra fue emocionante, fue recordar su pasado, todo el trayecto vivido. Además, agrega: “Cuando él me invitó a participar (Francisco López), estaba fascinada, me iba a acordar de tantas cosas, por ejemplo, de Amanda (la canción de Víctor Jara), que no la bailo hace ya 40 años.

En esta obra Sonia bailó Te recuerdo Amanda, misma coreografía que bailó hace más de 40 años en presencia de Víctor Jara, en un solo que le preparó Hilda Riveros, coreógrafa; en la sala 8 de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile, en la época del mítico ballet popular.

“Esta obra me pareció interesante, es un homenaje a la danza, a que la gente sepa lo que es el ballet nacional y como se formó, como se formaron los directores de aquella época”, Sonia Uribe.

Teresa en cambio, ve un homenaje para sí misma y para su padre. “No fue Violeta Parra, no fue Víctor Jara, porque ya estamos, este era el momento de mi vida, era el momento de homenajear a mi padre”, comenta.

Teresa en la obra baila su solo, frente a una ventana iluminada, homenajeando a su padre, con mucho dolor, pero con alivio, agradeciendo el espacio otorgado, recordando sus años en aquel lugar junto a su padre. “Un hombre sentado en el sillón fumando mientras me miraba danzar, y así lo quise recordar, más neutral y personal que el veneno de la política”, agrega y finalizando su testimonio con un dolor que comenta aún presente.

Anuncios

Tira tus espinas!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s